Un Lugar Para Encontrar Nuevas Oportunidades

En nuestra época, el tiempo se mide con relojes de diamantes o de plástico que nos muestran que vamos unos minutos tarde para la siguiente reunión; por lo tanto, uno de los principales desafíos que casi todos tenemos, es el de llegar a tiempo a nuestros compromisos. Sin embargo, pienso que no todos pueden decir que hicieron las cosas en el momento adecuado, “cuando tocaba”, cuando era lo mas oportuno.

A continuación, les comparto un sencillo escrito casi autobiográfico que pretende ayudar a que encontremos el momento mas oportuno para darle un giro positivo a nuestra vida.

  • Hay ocasiones en que uno se demora un tiempo para darse cuenta que está equivocado.
  • Otro tiempo  mas para querer dejar de equivocarse.
  • Mas tiempo para buscar una solución a la dificultad que tenemos.
  • Todavía mas tiempo para encontrar esa verdadera solución
  • Mas tiempo para querer implementarla
  • Tiempo y mas tiempo para aprender a implementarla
  • Y finalmente mas tiempo para comenzar a salir adelante y levantarse de ese bache o hueco en el que uno se encuentra.

Cada paso que he descrito en este recuento, implica semanas meses o años de dolor para sí mismo, pero también para otros (familiares, esposos, hijos o amigos). Implica tropezarse docenas de veces con la misma piedra, en ocasiones sin alcanzar a recuperarnos del golpe anterior. Además en la casi totalidad de las oportunidades, la perdida de la confianza hasta en uno mismo.

No gastemos tanto tiempo, que de seguro nos estamos perdiendo de lo mejor de la vida y además, de pronto no tengamos la oportunidad de rehacer lo mal andado.

Alguien sabe cómo ahorrar algo de ese tiempo? Porque en mi caso me gasté casi 19 años en descubrir  que el agua moja y que a veces eso trae problemas.  A veces? casi siempre? Siempre !

2 Comentarios

  1. 9 febrero, 2013    

    Saulo,

    ojalá todos pudiéramos desarrollarnos con la madurez y equilibrio emocional que nos permitiera, cumplir con nuestro deber en cada momento. Eso implicaría conocer sobre la centralidad de la voluntad de Dios en nuestra vida desde la infancia y reconocer cómo se expresa ordinariamente esa voluntad de Dios a través de las autoridades y normas. Implicaría también esa ayuda constante de la gracia para cumplirla y nuestra disposición para aceptar esa ayuda a través de la práctica de los sacramentos. Esto implicaría una historia familiar que haya reconocido esos valores y no se haya truncado en un momento hasta nosotros, desde el mismo Adán.

    También implicaría una flexibilidad de carácter, un profundo sentido del humor y la pericia en la construcción de redes de apoyo para no sólo reaccionar resilientemente ante los eventos desfavorecedores, sino para hacerlo con un sentido de inmediatez, para resolver los diferentes asuntos de manera relativamente eficaz (sin dejar pendientes), cerrando los círculos en el momento en que terminan los procesos, y no después.

    Sería necesario, ser paciente con uno mismo, para aceptar nuestras grandes limitaciones en las áreas que más nos afectan y ostentar de una mesurada fortaleza para confrontar esas áreas a un plan de vida orientado a desandar los vicios y la construcción de las virtudes en una ascesis cotidiana.

    Tu reflexión final es el desafío. ¿cómo ahorrar tiempo? nos inquieta a las personas que viendo hacia atrás y hacia adelante, quisiéramos seguir en el camino, usando con mayor eficacia las herramientas que tanto nos costó descubrir, aprender a utilizar o simplemente ¡saber que eran necesarias!

    ¿Cómo ahorrar tiempo? No tengo una respuesta Saulo. Hoy una vez más, y sabiendo que la respuesta exige compromiso, me siento en el vórtice del cambio que provoca entre alegría y vértigo, dependiendo del estado de ánimo. Quizá me tome más tiempo, para descubrir que el procesito entre hacer y recordar cómo se hacía para salir hacia emprender la realidad cotidiana, lo debo hacer en cinco minutos todos los días, en oración.

    Dios te bendiga.

    • 10 febrero, 2013    

      Excelente respuesta. Gracias por tu comentario, equilibrado entre lo práctico y lo analítico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Qué es Caminos de Vida.com

Este es un lugar que quiere ayudarte a que encuentres nuevas oportunidades para que tengas vida y vida en abundancia

Ultimo Conversatorio: Saliendo de Resentimientos

Publicaciones por mes: